¿Cómo debo prepararme para facilitar el aprendizaje de mis hijos?

Estándar

Por Karina Rodríguez S.

¡Vaya pregunta! Es que no existe una sola respuesta, ni peor aún recetas para ser los mejores facilitadores de nuestros hijos. Sin embargo, existen fundamentos que en familia debemos discernir, decidir y construir; para luego convertirnos en aquello que queremos transmitir.

No te preocupes si tus hijos no te escuchan, te observan todo el día. María Teresa de Calcuta

Nuestra cosmovisión, cómo percibimos nuestra existencia, qué consideramos esencial para vivir, cómo nos relacionamos con  todos los seres vivos, cómo nos conectamos con lo trascendente; en fin lo prioritario y fundamental para nosotros, es aquello que sin hablar, transmitiremos a nuestros hijos. Se visibilizarán estas perspectivas de distintas maneras: a través de cómo manejamos el tiempo, el cuidado que damos a la naturaleza, qué consumimos y cómo lo hacemos, qué atención le damos a los problemas sociales que nos rodean, qué tiempo y cuidado dedicamos a quienes requieren de atenciones especiales en nuestra familia y amistades, etc.

Desescolarizar requiere, sin duda alguna, de una revisión profunda y constante de aquello que nos sostiene, inspira, impulsa y mueve como personas y familia. Porque el aprendizaje trasciende aquello que nos enseñaron en la escuela. Aprender es vivir, por tanto representa no solo lo que sepamos, ni solamente lo que hagamos, sino principalmente cómo SEAMOS.

En nuestro caso, lo que queremos transmitir a nuestros hijos son valores, herramientas, vías para que ellos y ellas sepan que hay alternativas a los caminos ya establecidos por la sociedad. Hay esperanza de construir algo distinto, de la mano de otros y otras, no compitiendo, sino colaborando. Que conozcan que pueden contribuir a un mundo distinto y sobretodo, pueden creer en ellos mismos y construir aquello que sea fiel a su esencia; a lo más único y propio de sí mismos.

Por tanto, para ser modelos de esto, necesitamos de-construirnos, des-escolarizarnos, trans-formarnos en las mejores versiones de nosotros mismos y este es un camino de toda la vida; un camino que lo recorreremos de la mano de nuestros hijos. Para esta importante jornada, nos acompañarán la compasión, la paciencia y la humildad. Reconociendo que somos sus orientadores, pero no somos los responsables de lo que ellos harán posteriormente con sus vidas. Seremos sus mentores principales, pero seguro irán apareciendo otros en el camino, según sus intereses y tiempos.  Seremos su comunidad  primordial, la de mayor confianza y contención, pero no la única; tejeremos relaciones significativas que nos acompañen en esta aventura y más tarde ellos mismos irán tejiendo relaciones y comunidades de las que se enriquezcan y a quienes nutran también.

En fin, no hay aprendizaje que valga la pena, sino hay un lugar seguro para hacerlo; un hogar en donde la confianza sea la tierra fértil en la que todos vayamos creciendo…

Les dejamos información sobre Sarah Mackenzie, una extraordinaria madre-facilitadora de 6 hijos desescolarizados y autora de Teaching from Rest: A Homeschooler’s Guide to Unshakable Peace, un libro que debería ser leído:

Anuncio publicitario

PRIMER CAMPAMENTO EN EL NIDO

Estándar

Este viernes 10 y sábado 11 de agosto tuvimos la preciosa oportunidad de abrir nuestras puertas para el encuentro de más de una decena de familias interesadas en la desescolarización. Entre ellas, familias base (quienes ya están viniendo a nuestras reuniones de martes); familias que han estado en las capacitaciones y familias «nuevas» (interesadas recientemente en el tema de desescolarización). Juntas pudimos gozar de una jornada que contribuyó a re-pensar la vida y re-sentir nuestra paternidad y maternidad. A través de conversatorios, juegos, dinámicas y diálogos más íntimos, fuimos profundizando en nuestras relaciones, convicciones y caminos.

Confirmamos que este camino de la desescolarización es, sin duda, una gran oportunidad para el crecimiento, conexión y florecimiento de toda la familia y que así mismo conlleva grandes desafíos que nos invitan a des-estructurarnos, des-escolarizarnos y confiar primeramente en nosotros mismos para así confiar plenamente en nuestros hijos. Para lo cual, caminar en comunidad, se vuelve una necesidad y una inmensa oportunidad para aprender, enriquecernos y atravesar obstáculos juntos.

Además, confirmamos la necesidad de buscar espacios para ser vulnerables que contribuyan en nuestros procesos internos que sigan fortaleciendo nuestro SER para poder transmitir a nuestros hijos, con nuestra vida misma aquellas virtudes, narrativas, valores en los que se fundan nuestra existencia. De esta manera también seguir confiando en nuestra intuición para orientar a nuestros hijos desde su propia naturaleza única que no responde a los estándares impuestos por la educación tradicional ni la psicología infantil.

 

Cronología de la jornada:

El evento inició a las 11am con la feria de trueque y gratiferia, en la cual soltamos aquellas pertenencias que no estaban recibiendo un buen uso, intercambiamos productos hechos por quienes participaron y recogimos gratuitamente aquello que necesitábamos.

Más tarde, en medio de juegos, actividades de expresión plástica, los niños en especial nos demostraban la confianza que tienen en sí mismos, al lanzarse a «meter mano» y crear aquello que desean. Para después conversar sobre la desescolarización, reflexión que siguió en medio de la rica y amena tertulia que se generó alrededor del fuego. En medio de la ingesta de alimentos asados abrimos poco a poco nuestros corazones a situaciones particulares que nos mueven y preocupan como padres y madres. En la noche, unos en carpas, otros en cuartos descansamos plácidamente en medio del ventarrón que nos acompañó.

El día siguiente, nos organizamos a la manera de una agile learning community, haciendo uso del kanban cada persona ofreció algo a la comunidad y así el día se configuró con la rica diversidad de todos y todas. Entre actividades de jardinería, de expresión corporal, reflexiones profundas sobre desescolarización y psicología infantil, uso de la tecnología y círculo de mujeres; gozamos de este día y pudimos llegar a intercambios más profundos no solo de saberes, sino también de profundos sentires.

Gracias a todas las familias que participaron; por su aporte único a esta experiencia, su rica comida que alimentó a todos y por su gratitud que se vio reflejada en la limpieza de los espacios. Sobretodo, gracias por las risas, gritos y más de sus hijos e hijas que ofrecieron el ambiente perfecto para este primer campamento de muchos más…

 

¿Seré entonces la profesora de mis hijos? ¿Pero yo no estudié nada relacionado con educación?

Estándar

Por Karina Rodríguez

Mi respuesta a esta pregunta empezaría con otra pregunta ¿necesitó maestra de educación física tu hija para aprender a gatear, caminar, correr, saltar? ¿o fueron sus ganas de involucrarse más en la realidad que le rodea y la maduración de su cuerpo que le llevaron a hacer eso y mucho más? Estamos tan acostumbrados a pensar que necesitamos de otros para aprender y se nos olvida que los mejores aprendizajes son siempre fruto de la necesidad, interés y maduración en niños, jóvenes y adultos.

«Vivir es aprender» lo afirma John Holt; y es que no hay una frase más contundente que esta para visibilizar cuál será nuestro rol en la vida de nuestros hijos. Si la vida y el aprendizaje suceden de la mano, nuestra mejor inversión como padres; está en el SER y no tanto en el HACER. Empezaremos por nosotros primeramente ser aquellos modelos de todo lo que queremos inculcar en ellos y lo demás vendrá por añadidura. «Educar la mente sin educar el corazón no es educación en absoluto» replicó Aristóteles y es que en realidad no hay certeza de que los conocimientos que hoy podríamos enseñar servirán en el futuro. Por lo tanto, lo mejor que podemos hacer es cultivar su pasión por la vida, su curiosidad innata, su increíble imaginación, etc. En fin, potenciar aquello que ya son.

Es entonces, como de una manera tan natural y tan conectada, como se van desplegando estos procesos de aprendizaje de nuestros hijos. Siempre en sincronía y armonía con sus necesidades, intereses, etapas de desarrollo y maneras únicas de aprender. (Por ejemplo, hay niños que han aprendido a leer jugando scrabble, otros repitiendo los cuentos que tantas veces pedían a sus padres les leyeran, otros simplemente parafraseando los textos que ven escritos por todo lado en la ciudad, etc.) No existe una única manera de aprender, cada niño y niña va encontrando la suya propia.

En estos procesos tan únicos y hasta mágicos, nosotros sus padres nos convertimos en facilitadores que observan de cerca, retiran obstáculos innecesarios, confían y afirman; pero no interfieren. Por lo tanto, brindamos los mejores recursos (posibles para nosotros), espacios y herramientas para que aprendan aquello que están intentando, quitando barreras innecesarias. (Por ejemplo, si observamos que ama trepar, intentaremos adecuar espacios para este fin que sean seguros).

Como facilitadores, procuramos que los espacios que los rodeen sean estimulantes, sin llegar a ser pequeñas guarderías, sino espacios bien organizados y distribuidos con cosas a su alcance. Nos percatamos por brindarles oportunidades de interactuar en la naturaleza, con otros niños y con otros adultos. En especial, intentamos seguir siendo la mejor versión de nosotros, siendo coherentes con aquello que decimos creer.

«Como no podemos saber qué conocimiento será tan necesario en el futuro, no tiene sentido tratar de enseñarlo de antemano. En cambio, podemos tratar de ser personas que aman aprender tanto y tan bien, que nuestros hijos adquirirán la habilidad de aprender aquello que se necesite aprender.» John  Holt

 

¿QUIENES SOMOS?

Estándar

Somos una comunidad integrada por familias que practica el aprendizaje auto-dirigido (desescolarización); construyendo, paralelamente, juntos cultura que sea base firme que sustente y contribuya al despliegue de estos procesos naturales.

SÁBADO 9 JULIO 2016

Estándar

23 JULIO-01

Reseña de la experiencia vivida por la tallerista invitada; Ediana Marín, Magister en intervención y asesoramiento familiar sistémico. Además, escritora de varias publicaciones, entre ellas: «Escuela para padres», «Escuela para esposos», «Cajita de los sueños», etc.:

Contrariamente a como posiblemente fuimos criados, reprimiendo nuestras emociones; lo más recomendable para la salud emocional de nuestros hijos y el fortalecimiento de nuestras relaciones es validar sus emociones. Dependiendo de la etapa en la que estén viviendo, siguen desarrollando el auto-control y esto dura hasta de adolescentes y si no es bien orientado hasta como adultos las secuelas de no haber externalizado nuestras emociones.

La mejor manera de acompañar a nuestros hijos e hijas cuando estén sintiendo ira, miedo o tristeza es primeramente con paciencia y empatía ponernos a su altura (físicamente hablando) e intentando hacer contacto visual, explicarles que entendemos lo que están sintiendo. Sin explicaciones largas y complejas; sino simplemente intentando generar un ambiente de confianza en el cuál sientan que sus emociones son importantes para nosotros y que además es normal sentir lo que están sintiendo.

En el caso de las emociones como la ira y el miedo, por más complejas de manejar, no deben ser reprimidas.  De hecho, por ejemplo, la ira cuando no se torna en violencia, resulta una válvula de escape ….es preferible que expresen lo que sienten a través de episodios de ira que no se tornen en violencia o agresividad, que se queden con todo adentro y en algún momento se depriman. Así mismo, el miedo, nos ayuda a protegernos de algo que pensamos nos haría daño; solamente cuando el miedo paraliza entonces no es bueno. Para orientar a una adecuada expresión de sus emociones debemos acercarnos amorosamente, haciendo contacto visual, sin presuposiciones, intentando ponernos en su lugar, y sin juzgarlos, intentar entablar un diálogo. Tratando de descubrir el fondo del por qué de su reacción. Cuando se trata de un berrinche hagamos igual, pero sin sermones largos. Sólo expliquemos, validando sus emociones que entendemos que estén frustrados. Busquemos ponernos a su altura…

.

————-

Familias que participaron en esta jornada:

Familias sin foto: Garate-Cajiao / Andrade-Cadena / Mildred Tello y Miguel Aguirre

familias presentes familias presentes

familias presentesfamilias presentes

 

 

 

familias presentesfamilias presentesfamilias presentes

familias presentesfamilias presentes

 

 

 

SÁBADO 14 DE MAYO 2016

Estándar

publicidad 14 mayo-01

Reseña de la experiencia vivida por la tallerista invitada; Julissa Castillo, Máster en Educación con especialización en Neurociencias y dueña del centro de estimulación adecuada «Sentia»:

No hay nada más apasionante que conocer como funciona el cerebro del niño, y como este conocimiento permite entender de mejor manera la expresión de sus emociones, llevando al adulto a comprender que un niño emocionalmente estable puede alcanzar un desarrollo óptimo de todas sus potencialidades.

El papel que desempeñan los padres en el desarrollo de un cerebro sano y equilibrado, es fundamental. Las representaciones emocionales de parte de los padres u otros cuidadores influenciará en sus futuras experiencias, en cómo él o ella se desenvuelva en su entorno.

Por esto es necesario, orientar, criar y educar a nuestros hijos e hijas integrando el conocimiento de cómo funciona el cerebro para lograr una comprensión adecuada y efectiva del niño junto a sus emociones, su perspectiva de ver el mundo, y la manera en la que los estímulos se vinculan a través de todo su sistema sensorial, fortaleciendo las conexiones nerviosas.

Existen ciertos puntos a considerar para promover un cerebro sano y equilibrado:

  • Conocer e integrar: Funciones específicas de los hemisferios cerebrales, para reconocer su faceta lógica y su faceta emocional.
  • Importancia de conectar y reconocer: Sistema límbico (proceso emocional), con las funciones ejecutivas (análisis, percepción, planificación, solución de problemas, entre otros).
  • Úsalo o piérdelo: fortalecimiento del conocimiento aprendido.
  • Memoria: Las experiencias positivas se imprimen en la memoria a largo plazo. Son estas memorias las que permiten que el aprendizaje sea efectivo.

Finalmente, la integración efectiva sobre el conocimiento del cerebro, permite a los adultos educar con respeto y amor para colaborar en su felicidad y satisfacción que se derivan de estar conectados con los demás y manteniendo su identidad única.

 

Más información sobre la tallerista y su labor en “SENTIA”:

————————————

Familias que participaron en esta jornada:

Daniela Sanchezfamilia Cousseau-Madrigalfamilia Flor-Jarafamilia Jimenez-Albanfamilia Moyano-Martinezfamilia Puertasfamilia Veloz-Moralesfamilia Mino-Manosalvasfamilia Eljuri-Grijalva.jpg

 

 

 

 

SÁBADO 30 DE ABRIL 2016

Estándar

30 abril-01

Reseña de la experiencia vivida por la tallerista invitada; Ángela Nuñez, Licenciada en educación pre-escolar con enfoque Reggio Emilia y dueña del centro educativo «Kids Corner»:

En el taller sobre los lenguajes de los niños pude constatar un gran interés de los madres y padres de familia en lograr una mejor comunicación con sus hijos y además de la necesidad que ellos tienen de seguir aprendiendo cómo guiar a sus pequeñitos y pequeñitas para que puedan enfrentar los retos al momento de socializar.

Enseñar a los niñas y niños a expresarse por sí mismos tiene que ocurrir lo antes posible en la vida de los niños, antes de que la presión de los compañeros en la escuela y de los medios de comunicación realmente ejerzan una influencia más fuerte.

No hay nada más importante para el desarrollo de la infancia que la auto-expresión. un niño debe ser capaz de expresar lo que él o ella quiere y cómo él o ella se siente con la libertad y la seguridad de hacerlo.  Orientar a los niños a expresarse, es una de las habilidades más importantes  para sus vidas. Cuando los niños se sientan cómodos expresando quienes son, podrán hacer sus sueños realidad.

Finalmente, es motivador saber que existen familias que están tan involucradas en que sus hijos tengas experiencias diferentes, que les unan como familia y que busquen alternativas para una educación que potencie la creatividad, libertad e independencia en los niños.

Más información sobre la tallerista y su labor en el centro educativo «Kids Corner»:

  • 09984257587 / 2436744
  • Facebook: kidscornerquito
  • kidscornerquito@hotmail.com

————————————

Familias que participaron en esta jornada:

familia Castro-Osoriofamilia Gallardo-Andradefamilia Perez-Caicedofamilia Rivera-Cabascangofamilia Rodriguezfamilia Viteri-SanchezFamilia Moreno-Nuñez

SÁBADO 16 DE ABRIL 2016

Estándar

16 abril

Reseña de la experiencia vivida por la tallerista invitada; Paola Puertas – psicóloga clínica:

En el conversatorio que se generó alrededor de este tema que todavía puede crear controversia (ya que puede estar basado en mitos y traumas pasados). Pude, por un lado recibir una total aceptación por parte de los padres y madres presentes y por otro lado constatar una hipótesis bastante difundida y es que existe mayor preocupación por parte de los progenitores en informarse y prepararse en temas de paternidad y maternidad.

En el taller que dirigí, incluso estuvieron abiertos a nuevas visiones y conceptos que aumentan la probabilidad de generar una clara identificación sexual en sus hijos y promover en la futura vida adulta de pareja de sus hijos el placer natural del disfrute sexual. Primeramente, desmitificando la idea de que hablar con la verdad a nuestros hijos les generará traumas; ya que la sexualidad debe ser abordada desde una amplia visión, como un todo que influencia varios aspectos de nuestros comportamientos y pensamientos como hombres y mujeres.

Así mismo, dialogamos sobre conceptos que tienen que ver con esta temática, como son: la importancia de la comunicación entre padres e hijos/as, madres e hijos/as y la promoción de espacios para expresarnos en familia, el valor de la mirada paterna y materna en la vida de nuestros hijos e hijas, el ejemplo que transmitimos desde nuestros roles, etc.

Finalmente, fue enriquecedor saber que hay padres y madres buscando alternativas a lo establecido y que sobretodo están dispuestos a cambiar de paradigmas para ejercer una paternidad y maternidad más acorde a quienes son sus hijas e hijos.  Estoy agradecida con “El Nido” por abrirme sus puertas y a todos los padres y madres por haber creado en conjunto un espacio de aprendizaje sobre este tema básico y natural de todos los seres humanos.

Psc. Clínica Paola Puertas / 0995285261

 

Familias que participaron en esta jornada:

familia Cousseau-Madrigalfamilia Moreano Espinozafamilia Valarezo-Sanchezfamilia Cifuentes-Villarealfamilia Puertas

SÁBADO 2 DE ABRIL 2016

Estándar

para-facebook-Quito-bebes

Reseña de la experiencia vivida por la tallerista invitada; Andrea Carolina Román – médica nutrióloga ecuatoriana :

Este taller dedicado a la alimentación sana para los niños, nos permitió compartir con las familias en un espacio de entretenimiento y de información a la vez. Realizamos todos juntos, en familia una receta de granola casera* con ingredientes saludables. Este tipo de recetas nos ayuda a reemplazar alimentos procesados que se encuentran en la dieta diaria de los niños.  Además, fue muy enriquecedor conversar con los padres y madres y aclarar dudas sobre temas de la actualidad como el uso de productos lácteos desengrasados o deslactosados, productos orgánicos y transgénicos.

Cocinar con nuestros hijos les permite conocer sobre la existencia de muchos alimentos siendo este un paso para mejorar sus hábitos alimentarios. Es importante controlar el ambiente alimentario de nuestros hijos, sin presión ni restricción y sin que la hora de comer sea motivo de malestar familiar. La importancia de este tipo de talleres radica en sembrar el interés del por qué llevar una vida saludable, enseñando a los niños a elegir alimentos que les haga sentir bien, hacer ejercicio para ser fuertes y sanos y evitar conceptos de alimentarse por estética.

Agradezco a ‘EL NIDO’ por brindarme este espacio y dejarme compartir mis conocimientos y mi experiencia, no solo como médico sino también como madre. Espero que mis consejos les sean de utilidad y ayude a las familias que asistieron.

 

* Receta granola casera:

  • 1 taza de avena en hojuelas
  • jugo de 2 naranjas
  • 1/3 taza de frutos secos (almendras, nueces, pasas, arándanos)
  • clara de un huevo
  • 1 cucharadita de miel

Mezclar todos los ingredientes (excepto los frutos secos)  y meter al horno (180º C) en un recipiente que permita extender toda la mezcla, cuando esté dorado darle la vuelta y volver a meter al horno. Cuando esté lista agregar los frutos secos. ¡Disfrútenlo!

………………………………..

Familias que participaron en esta jornada:

familia Analuisa Roserofamilia Avilafamilia Avila2familia Cabrerafamilia Campofamilia Gallardo Andradefamilia Gallardo Teranfamilia Roserofamilia Moreano Espinoza

familia Caro Roman

Sábado 19 de Marzo 2016

Estándar

publicidad 19 marzo-01

Reseña de la experiencia vivida por la tallerista invitada; Rita Merino Utreras – artista plástica y antropóloga ecuatoriana :

Esta actividad consistió en proporcionar unos rudimentos de construcción de historias a través de preguntas a los niños/as y a los padres, y  en el uso de materiales para el registro de la historia.   Las familias encontraron una vía de auto-conocimiento y conocimiento mutuo, al tiempo que usaron una técnica de comunicación divertida y que nos llevó a compartir experiencias relacionadas con el momento presente del desarrollo de los niños/as  y a reflexionar en común sobre el “etiquetado” y su afectación en la construcción de identidad y comportamientos.

 Las historias-aventuras de personajes elaborados y queridos por los niños/as tuvieron características de ternura y belleza correspondientes a modo de analogía con ellos mismos y por lo tanto nos descubrieron aspectos de su particular modo de ser, de su crecimiento único y hermoso.

 Los cuentos resultantes del taller de hoy, son semillas que irán germinando en el seno de las familias y que pretendemos que crezcan junto con los protagonistas de los mismos (los niños/as).